Todo lo que necesitas para el riego lo encontraras en Rayzar

Los espacios verdes también necesitan un aporte continuo de agua para el correcto funcionamiento.

Cada espacio verde puede contar con un sistema de riego, ya sea por aspersión, por goteo y/o la combinación de ambos. Son sistemas automatizables, a partir de una instalación fija enterrada, a los que pueden agregarse diversos sensores que optimicen aún más el consumo de agua (sensores de flujo, sensores de humedad, etc.); incluso en áreas de grandes dimensiones es redituable operarse a través de sistemas de computación.

 

También puede utilizarse agua reciclada o terciaria para el riego de los espacios verdes a través de estos sistemas, para lo cual será necesario el análisis correspondiente de la fuente y tratamiento de ser necesario.

Sistemas para el Riego en áreas verdes: 

Entre los distintos sistemas que existen en el riego de zonas verdes, los más extendidos son:

Riego por superficie:

Manualmente con una lanza de riego, pistola o rociador; también de forma automatizada mediante aspersores.

Tipos de Aspersores:

Los tipos de aspersores más frecuentes son: oscilantes, circulares o sectoriales.

Ventajas e Inconvenientes:

  • Bajo coste y válido para cualquier jardín, aunque sus inconvenientes son mayores, pues supone un mayor consumo de agua, menor precisión y control de la pluviométrica.

 

Riego por goteo

El sistema de goteo consta de una red de tuberías distribuidas estratégicamente, realizando un recorrido lógico para que el agua alcance a cada una de las plantas que componen el jardín, pueden ir enterradas a ras de suelo quedando fuera de la vista, por tanto mejorando la estética del jardín.

Tipos de Riego por Goteo:

Existen dos tipos diferenciados: el denominado “gota a gota” y el de “micro difusión”. Ambos sistemas se pueden combinar para cubrir todas las zonas verdes.

Ventajas:

  • El ahorro en el consumo de agua es mayor.
  • Reparte de manera homogénea en riego.
  • Fácil mantenimiento.
  • Muy estético. Un aspecto a tener en cuenta en el riego de zonas verdes.
  • Su funcionamiento requiere muy bajo caudal.
  • No es adecuado para el riego de grandes áreas de césped.

 

Riego enterrado

Sistema frecuentemente empleado para el riego de grandes áreas verdes y deportivas, sobre todo vinculado al césped. Se compone de unos ramales de tuberías enterrados, y en los cuales, se insertan difusores o turbinas que, con la presión del agua, emergen de la tierra regando el área prevista.

Es importante, para su correcto montaje, saber de cuanto caudal disponemos para delimitar adecuadamente las zonas a regar repartiendo el caudal de manera uniforme.

Ventajas:

  • Mayor precisión pluviométrica que se puede obtener.
  • Si el montaje es correcto, una gran comodidad y poco mantenimiento.
  • Gran durabilidad del sistema y estética.
  • Ahorro de agua.

Aspectos a considerar en el riego, es que su uso está indicado para regar zonas de césped o similares, no siendo la mejor opción para otros tipos de plantas como puedan ser los setos, plantas de flor y cultivos de huerto.

 

Programación

Todos estos sistemas permiten mejorar el rendimiento al incorporarles uno o varios programadores en función de la diversidad de sectores o zonas a regar. Recientemente y sencillos de utilizar. Colocados entre la toma de agua y el sistema de riego, mediante un reloj temporizador y una serie de electro válvulas, se puede programar la frecuencia y duración de los riegos.